Varios de los platos búlgaros tienen influencias griegas, turcas, balcanes, incluso árabes, italianas y húngaras.

taratorbg.jpg

Lo que mas se ve en Bulgaria
, son preparaciones de sopas a base de carnes y verduras, como la Sopa Tarator, que es una especie de caldo frio con yogurt y verduras molidas, muy parecido a la Carbonada en Chile. La Shkembé Chorba es una sopa de interiores de cordero o cerdo, entre sus ingredientes se encuentran el pimentón, el vinagre, el ajo y la leche. Algunas sopas parecen caldos de bruja, con tantas hierbas y verdurones además del fuerte aroma que lo único faltante es el cucharon y la fogata para darle el toque mágico.

En cuanto a las ensaladas,
en Bulgaria todas son exquisitas, algunas llevan atún, pimiento, y carnes. Hay una ensalada en particular que es muy rica, se llama Shopka salat, lleva tomate, pepino y queso.

En cuanto a platos con ingredientes mas elaborados, esta el Kufte, que lleva salchichas y hamburguesas, algunas van rellenas con queso derretido, muy ricas si se sirven calientes, sobre todo considerando que vienen fritas, el aceite frio a nadie le puede caer bien.

Entre las bebidas famosas, se ven el Ayran, un yogur líquido medio ácido, algo así como el fermento recién sacado de los pajaritos. La Rakiya, es ya mas fuerte por su contenido de alcohol, se hace con manzanas o ciruela. Entre los vinos búlgaros el Traminer es el mas conocido.

Quizás este sea mi preferido, el flan de caramelo, chocolate y vainilla, típico y tradicional postre de casa, que no sé si es búlgaro pero al menos se sirve mucho allá, así como los Tolumba que son churros rebozados en almíbar, muy empalagosos.

Foto: wikimedia.org