el-sumo-triunfa-en-bulgaria.jpg
El Sumo, el arte marcial o disciplina deportiva que hoy en día todos conocemos como algo prácticamente exclusivo de Japón, se encuentra ganando popularidad muy rápidamente a lo largo de todo el planeta, y en Bulgaria no se da la excepción, ya que el fumo no solo triunfa en el país, sino que su ritmo de crecimiento está bastante acelerado.

Sucede que, hace algunos años, una reconocida poeta búlgara amante de la cultura japonesa, Lilyana Kaneva, se enamoró del Sumo durante uno de sus viajes al Japón, luego rompió todas las barreras del deporte al practicarlo casi profesionalmente siendo mujer y, posteriormente lo llevó a su país natal, Bulgaria.

Al comienzo y, como es era de esperarse, esta no fue una actividad muy popular, es más, la misma casi se encuentra con un callejón sin salida debido a que no se conseguían financiadores, lo que se solucionó al transformar el Sumo para que sea más atractivo a la vista, con, por ejemplo, nuevos uniformes para los competidores, los cuales eran muy similares a las mayas utilizadas en la lucha libre.

Según Lilyana Kaneva, ella quedó fascinada con el Sumo al momento en que pudo tocar el cuerpo de un entrenador de campeones, momento en el cual pensó que su mano quedaría hundida en su grasa, pero sucedió todo lo contrario, se encontró con un físico increíble, muy voluminoso fibroso y viril.

Foto Vía: Zimbio